Las causas de las dificultades en el aprendizaje y el mal rendimiento escolar suelen ser múltiples, desde factores internos de tipo genético hasta la propia motivación del niño para acudir a clase, debido a condicionantes ambientales como el entorno socio-cultural o, incluso, el ambiente emocional de la familia.

Estas dificultades son, por tanto, un problema complejo ya que cada niño tiene sus propios ritmos de aprendizaje, sus puntos fuertes y débiles, y sus capacidades únicas. 

Desde nuestro centro tratamos estas dificultades haciendo un análisis personalizado del caso,  contemplando estos aspectos particulares de vuestros hijos, con el fin de ayudarles y ayudaros a sortear estas dificultades, aumentando su motivación hacia los estudios y mejorando las habilidades relacionadas con los aprendizajes en general.

Las dificultades específicas de aprendizaje en lectura, escritura o matemáticas son producto de una alteración neuropsicológica que provoca una disfuncionalidad en estas habilidades, producto de dificultades en el proceso de percepción y discriminación perceptiva, procesos psicolingüíticos, memoria de trabajo, procedimientos mentales (estrategias de aprendizaje, planificación, etc.), metacognición y procedimientos de autorregulación.