Tu salud y la de tu familia es lo más importante, por este motivo, cuando acudas a un profesional sanitario asegúrate de que el profesional está colegiado y el centro al que acudes está registrado en la comunidad autónoma pertinente. Sólo estos profesionales pueden promocionar, prevenir y tratar tu salud de forma legal y tienen responsabilidad sobre la información que emiten así como los diagnósticos y los tratamientos que realizan. No os dejéis engañar con titulaciones no reguladas, confía en los profesionales sanitarios acreditados.